Efectos. ¿Qué pedales de efectos son los imprescindibles para comprar?

Llegados a este punto seguramente ya tienes esa primera guitarra en las manos junto a ese primer amplificador y a las dos cosas le estás exprimiendo el máximo para empezar a conseguir tocar tus primeras canciones, tus canciones favoritas, y tratar de sonar como suenan ellos. pedalesPero por mucho que ajustes la ecualización del amplificador y que disfrutes de la distorsión que te aporta el amplificador hay sonidos que no podrás alcanzar sin recurrir a los queridos pedales de efectos. Aunque si has optado por alguno de los amplificadores que recomendamos que ya traen unos cuantos, ya habrás empezado a juguetear con el tema.

Pedales y efectos hay tantos como puedas imaginar, para todos los gustos y también para todos los bolsillos, algo importante, aunque normalmente vaya en relación directa la calidad con el precio que hay que pagar por ellos. Pero como veremos hay grandes opciones para adentrarse en este mundo por no mucho dinero.

¿Cuáles son los efectos imprescindibles?

Aunque dependerá mucho del estilo musical que quieras tocar, hay una serie de pedales que no pueden faltar en el equipo de cualquier guitarrista. No me quito de la cabeza el «menos es más», sacar el máximo partido a una buena guitarra y un buen ampli, pero no nos engañemos, tenemos muchas ganas de tener una distorsión demoledora o un pedal wah que nos derrita por dentro.

Ahí tenemos los dos primeros pedales que suelen estar en la lista de deseos de cualquier guitarrista: la distorsión y el wah. Pero la lista de imprescindibles la completarían: Delay, Chorus y (si el ampli no tenía) Reverb. behringer eq700Sí, hay muchos más sin los que algunos no podrían vivir y muchos podrían pasar sin alguno de estos, pero «imprescindibles» tenemos esos cinco.

Pero antes de entrar en los clásicos permíteme recomendarte la compra de un pedal de ecualización. No te imaginas lo que se puede lograr con incluso el más económico de estos pedales, de los que yo recomendaría el Behringer EQ700, que me ha dado grandes horas de diversión, aunque por supuesto tengas opciones de gran calidad como el Boss GE-7, pero hablamos de casi cinco veces el valor del primero. Vamos ya a pisar fuerte hacia tu futura pedalera.

Distorsión: Los que tengan el rock y el metal entre ceja y ceja lo primero que querrán es conseguir ese crujido que los amplis valvulares te dan cuando exprimes su capacidad o el demoledor sonido distorsionado que caracteriza la guitarra metalera.

ibanez tubescreamer

Ahí tenemos que distinguir también entre Overdrive, pedales como los  archiconocidos Ibanez TS9 y 808 Tubescreamer (casi un estándar universal) que nos llevan al rock y primigenio heavy metal, y la distorsión más metalera y contundente de pedales como el Proco Rat 2 o el MXR Fullbore, entre miles de otros, bestias con las que tus paredes correrán peligro. He dejado fuera un efecto como el Fuzz porque el que ya busca esa árida lisérgica y desértica saturación sabe lo que busca muy en concreto.

Evidentemente estos son pedales que no están al alcance de cualquiera, pero el mundo de los pedales nos ofrece opciones que con una pequeña inversión nos acercarán, en algunos casos con una sorprendente precisión, al sonido que buscamos. Este es el caso de pedales que ya son tan conocidos como los que «clonan», véase el Behringer TO808 (Overdrive) o el UM300 (Distorsión). Pero también hay opciones muy populares que no suben tanto de precio como otro de los que más se ven en las pedaleras sobre los escenarios, el Boss DS-1 o el Big Muff, algunas de las mejores opciones para buscar un sonido cercano al de tus guitarristas rockeros favoritos.

Wah-Wah: Una de las primeras imágenes que nos vienen a la cabeza cuando hablamos de pedales de efectos es la de ese guitarrista que va subiendo y bajando el pie sobre un pedal haciendo que su guitarra parezca hablar, reír o llorar. wah dunlop crybabyTodos los géneros musicales encontrarán utilidad para este popular efecto que asociamos fácilmente con Jimi Hendrix, Tom Morello (Rage Against The Machine) o Kirk Hammett (Metallica). Al igual que con la distorsión, tenemos opciones que son verdaderos clásicos, como los pedales wah fabricados por Dunlop con su Crybaby como punta de lanza, y Vox con sus V487 o V485. También aquí hay opciones para bolsillos más pequeños, como el Hellbabe de Behringer. El efecto wah-wah te dará horas de diversión y nunca sobra en ninguna pedalera.

pedal boss reverbReverb: Como decía, muchos amplificadores ya incorporan este efecto que convierte tu habitación en una catedral, pero si no es tu caso puede que agradezcas hacerte con alguna de las opciones que el mercado ofrece para tu pedalera. Desde bestias como el Boss RV-6 o el Electro Harmonix Oceans 12 hasta opciones más accesibles como el Behringer DR600 si solo quieres probar, tu sonido crecerá exponencialmente.

pedal delay bossDelay: Dos efectos que para algunos serán vitales y para otros serán más opcionales son Delay y Chorus. El delay, esa repetición controlada de las notas que tocas que puedes reconocer en muchas de las canciones de U2, teniendo en The Edge uno de sus más grandes representantes, las intros de «Welcome to the Jungle» de Guns N’ Roses y «Entre dos tierras» de Héroes del Silencio, o «Comfortably Numb» de Pink Floyd, por ejemplo. La lista de recomendaciones aquí puede ser interminable, desde el analógico (importante detalle) MXR M169 o el más moderno  Tc Electronic Flashback2 y el Boss DD8 (este digital) hasta los más económicos Donner Fal, Caline CP19 TimeSpace y por supuesto el analógico Behringer VD400.

Chorus: Uno de los efectos que te pueden dar mucho juego es el Chorus, el que hará que en principio parezca que te dobla la guitarra y que luego puedes llevar a terrenos pantanosos como Nirvana en «Come As You Are» o a la máxima expresión en manos de Rush, véase «Spirit of Radio», incluso guitarristas metaleros como Zakk Wylde cuentan con este pedal como parte imprescindible de su sonido. pedal chorus nano clonePrecisamente el guitarrista de Ozzy tuvo su propio modelo, aunque empecemos recomendando el genérico, MXR M234 junto a un clásico como el Small Clone de Electro Harmonix y sus hermanos Neo Clone y Nano Clone. En el lado más económico, como siempre aparece Behringer con su muy recomendable UC200, y seguros de vida como el Boss CH-1, aunque ya se suba un poco de precio.

A partir de aquí entramos en lo que tus necesidades musicales te vayan pidiendo, por eso para guitarristas que estén comenzando en el mundo de las 6 cuerdas se les suele recomendar hacerse con un multiefectos (siempre con el mejor que puedas por aquello de que sonarás como el peor de los eslabones de tu cadena). Las mejores opciones que se pueden encontrar para ir probando este mundo de efectos pasan por un completo y cumplidor Line6 Pocket Pod, los populares Stomplab de Vox o una gran inversión como el ME-80 de Boss y el GT-1 por la mitad de precio, encontrando también buenas opciones como los Zoom G1.

¿Necesitas un pedal con el que ir grabando melodías o acompañamientos sobre los que seguir tocando más adelante? Los looper son la solución, no barata, desde el Boss RC-1 o RC-3 al muy completo pero más complejo Digitech Trio, con opciones más accesibles desde los modelos Mini Looper de Harley Benton o el Looper de Donner.

mxr evh phase90¿Te gusta el envolvente y metálico sonido que aportan los efectos Flanger y Phaser? Si bien en la electrónica son efectos muy recurrentes, su característica aportación los convierte en compañeros más puntuales en el caso de los guitarristas, pero no faltan grandes nombres que han aportado pimienta a su sonido con estos efectos, desde Rage Against The Machine a Van Halen pasando por Incubus. De hecho, MXR tiene toda una serie de pedales basados en el sonido de Eddie Van Halen como el Flanger EVH-117 o el EVH Phase 90. Pero los modelos son inagotables para experimentar y que tu sonido siga evolucionando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *